Ene 26

La deportividad en el juego y sus elementos principales

deportividad en el juego

Desde el blog de los Arlequines de Perpiñán tenemos un profundo compromiso por difundir los ideales de este club entre los muchos que tiene pero que si alguno destaca principalmente es la deportividad. Estoy seguro de que a todos nuestros hijos les encantan los deportes y que los practican durante buenas horas a la semana, por eso siempre he alentado a los míos a que practiquen deportes en grupos, para que se relacionen y conozcan el espíritu de la camaradería.

Sin embargo, estoy seguro que muchos hemos presenciado actos en los que el sentimiento deportivo ha quedado denostado por riñas entre nuestros hijos, pero también, a veces, entre los padres, donde increpan hasta al árbitro. A través de una serie de elementos que expondremos en esta entrada, tenemos la obligación como padres de dar a conocer algunas pautas para que no se sigan produciendo estos altercados tan bochornosos.

  • Predica con el respeto: los jugadores y los padres deben mostrar respeto por los entrenadores, los adversarios, los árbitros y los compañeros de equipo. No a las discusiones, a los gritos y a las malas palabras. El respeto también significa aceptar la derrota si el otro equipo ha ganado y ha jugado con deportividad. Los partidos siempre deben de terminar con un sentimiento positivo. Recuerde que está tratando con niños en etapa de desarrollo de su personalidad y que críticas mordaces y violentas pueden crear serios problemas en la autoestima de los competidores.
  • Todos merecen jugar: cada niño tiene unas habilidades físicas diferentes. Podemos obcecarnos con la intención de ganar y solo ganar, pero la realidad es que lo mejor sería darle una oportunidad justa a cada uno de ellos para que participen y se sientan integrados en un equipo.
  • Cuide su ánimo: diga no a los comentarios negativos y a las descalificaciones y ponga su empeño en los elogios y las alabanzas desde las gradas. Dentro del equipo, los compañeros deben animarse entre sí y no caer en rivalidades de ego. Todos deben felicitar a los ganadores independientemente del equipo.
  • Divertirse: creo que este punto es el fundamental si queremos pasar una experiencia sana con nuestros hijos. El punto clave. ¡Se gane o se pierda lo importante es echar un buen rato!

Como habrá podido comprobar, son técnicas muy fáciles de ejecutar y de sentido común. Su presencia también puede ser motivo de alegría y de suma para la convivencia más que necesaria que se necesita en este tipo de encuentros deportivos en los que participan niños.

Deja un comentario

Your email address will not be published.